El Ayuntamiento de Huelva facilita la forma de pago del IBI a familias en exclusión social

El Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Huelva ha puesto en marcha un nuevo protocolo para que las familias con mayores dificultades económicas puedan asumir sus cargas tributarias con la máxima flexibilidad posible, protegiéndoles de posibles embargos.

Con la medida impulsada desde las concejalías de Economía y Políticas Sociales, para los contribuyentes más vulnerables, el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) -y las deudas derivadas de su aplazamiento en determinados casos- se está fraccionando en condiciones especiales.

Esta medida tiene la finalidad de reducir sus cuotas, ya que los planes de pago que se han ofrecido a los onubenses en los últimos años no eran asumibles para muchas familias.

Así, como ha explicado la concejala de Políticas Sociales e Igualdad, Alicia Narciso, si antes los pagos se podían realizar en un máximo de 12 mensualidades, el Ayuntamiento ha ampliado el periodo a 24 meses “para dar el doble de margen a estas familias, siempre que su situación de emergencia social esté acreditada con un informe de nuestra Concejalía”.

“Había que ir más allá -ha recalcado Narciso- y dar una respuesta desde lo social porque si, por ejemplo, hay unidades familiares que ingresan al mes 420 euros y tienen acumuladas deudas respecto al pago obligatorio de la contribución, aunque en su momento se les diera oxígeno con un aplazamiento, no pueden pagar 200 euros al mes”.

Por ello, desde el área de Políticas Sociales, emitiendo informe de vulnerabilidad y exclusión social, se solicita un aplazamiento a estas familias para adecuar la cuota mensual a su nivel de ingresos, “con lo que no solo se les alivia, sino que se les protege ante un posible embargo de su cuenta corriente”, ha apuntado la concejala.

 

Deja un comentario