Por deseo del Santo Padre, el dinero recaudado en el pabellón vaticano de la Expo de Milán irá para refugiados

Por voluntad del Papa Francisco, la Santa Sede destinará los 150.000 dólares recaudados en su pabellón de la EXPO Milán 2015 a un proyecto para generar empleo para miles de refugiados iraquíes en Jordania.

El proyecto se llama “Creación de empleo para los iraquíes desplazados en Jordania” y estará a cargo de Cáritas Jordania en el Centro de Santa María de la Paz en Amman. En el pabellón de la Santa Sede se colocó una urna grande para meter limosnas para iniciar un proyecto con estos refugiados. La recaudación servirá para dar trabajo a familias a personas que llevan allí tiempo y necesitan una dignidad en su forma de vida”.

Papa Francisco y Refugiados

“No se puede vivir siempre de caridad. Ellos piden tener un pequeño trabajo, tener algo en lo que ocuparse y no estar ociosos”, contó Monseñor Tejado, encargado de hacer entrega esta recaudación.

Sobre el proyecto, indica que “la Caritas de Jordania lo ha creado sobre todo para dar trabajo a los padres de familia”. Se trata de “un proyecto de producción de pequeñas productos alimentarios, como por ejemplo aceitunas… es una pequeña empresa que se dedica a producir pequeñas cosas”, detalló.

Además, “el proyecto está pensado para que tenga un futuro, para organizar esta pequeña empresa. Estamos en contacto para exportar los productos y que sea sostenible para que no se pierda por el camino”.

En su opinión, la ayuda que lleva a Jordania “es una gota de agua en un océano, porque los refugiados tienen muchos problemas, pero hacemos lo que podemos”.

“Más que un gran proyecto es la presencia que el Papa quiere tener entre estas personas: llevamos signos de amor del Papa y de toda la Iglesia por los que sufren”.

 

Deja un comentario