Francisco nos pide que, firmes en la esperanza, estemos seguros de que Dios lleva nuestras vidas

Después de la Misa por el Jubileo de los Excluidos, el Papa Francisco invitó a estar firme en la voluntad de Dios y tener seguridad en que Él lleva la vida de cada uno.

Jesús nos advierte de que “no quedará piedra sobre piedra” y Francisco afirmó que “no quiere ofender al templo, sino hacernos entender que las construcciones humanas, también las más sagradas, son pasajeras y no hay que poner en ellas nuestras seguridades”.

“¡Cuántas presuntas certezas en nuestra vida pensábamos que serían definitivas y después se han revelado como efímeras! Por otro lado, ¡cuántos problemas que parecían no tenían salida después han sido superados!”.

Francisco recordó que Jesús pide no aterrorizarse y dejarse desorientar por las “guerras, revoluciones y calamidades” porque “también ellas forman parte de la realidad de este mundo”.

“La historia de la Iglesia es rica en ejemplos de personas que han sostenido tribulaciones y sufrimientos terribles con serenidad porque tenían conciencia de estar en las manos de Dios”.

Dios “es un Padre fiel y premuroso, que no abandona nunca a sus hijos”, subrayó entonces el Papa. “Permanecer firmes en el Señor, caminar en la esperanza, trabajar para construir un mundo mejor a pesar de las dificultades y los acontecimientos tristes que marcan la existencia personal y colectiva es lo que realmente cuenta”.

Además, recordó que el Año Santo “nos ha llevado, por un lado, a tener fija la mirada hacia el cumplimiento del Reino de Dios, y por otro, a construir el futuro sobre esta tierra, trabajando para evangelizar el presente”.

 

 

Deja un comentario