La Unidad Canina de los bomberos de Huelva cumple dos décadas de rescates en todo el mundo

Siete miembros oficiales, colaboradores, y un total de ocho perros operativos conforman en la actualidad la Unidad Canina de Rescate del Cuerpo de Bomberos de Ayuntamiento de Huelva.

Hace unos días se cumplió un mes del terremoto de magnitud 7’8 en la escala Richter que sacudió Ecuador. Hasta el país iberoamericano se desplazaron entonces efectivos onubenses, que formaron parte a su vez de la ONG Bomberos Unidos Sin Fronteras . La intervención en el país andino se suma a la extensa lista de desplazamientos realizados por la Unidad Canina desde su nacimiento en el año 1997.

Precisamente en ese año, 1997, ingresó en el Cuerpo de Bomberos del Ayuntamiento de Huelva el hoy coordinador de la Unidad Canina de Rescate, Antonio Nogales. Profesional vinculado a este operativo desde sus orígenes y actualmente responsable del Área de Catástrofe de Bomberos Unidos BUSF.

“Siempre me encantaron los perros, y ya cuando comencé a trabajar tuve la suerte de coincidir con compañeros que habían tenido la iniciativa de dar forma a la Unidad Canina, a los que me pude sumar”, nos cuenta el onubense.

A día de hoy son alrededor de 30 los profesionales del Parque de Bomberos de Huelva que forman parte de la ONG Bomberos Unidos Sin Fronteras (BUSF) efectivos especialistas en rescate canino, personal de desescombro y salvamento, profesionales especializados en potabilización de agua, o logística, entre otros.

Los comienzos de la Unidad Canina de Huelva se remontan a febrero de 1997 después de que efectivos del Cuerpo de Bomberos participaran en el I Curso de Formación de Bomberos-Guías y Perros para el rescate de sepultados, organizado por la Escuela Andaluza de Técnicos en Emergencias, EATE.

A raíz de esta formación comenzó a gestarse la unidad onubense que nacía con un firme objetivo: la localización de personas sepultadas con vida. Surgió, de este modo, en Huelva, cuando el número de equipos que desempeñaban estas labores a nivel internacional era aún muy baja.

Avalados por una enorme experiencia, la Unidad Canina de Rescate de Huelva se ha convertido en imprescindible en cualquier catástrofe. En esta línea, tal y como nos explicaba orgulloso Nogales, tras producirse el terremoto en Ecuador, el Consistorio de Huelva recibió peticiones expresas de municipios afectados por el seísmo solicitando los servicios de los bomberos onubenses, actualmente, los más valorados a nivel internacional.

Deja un comentario