El patrimonio cultural de la Iglesia Católica en España genera más de 225.000 empleos

El patrimonio cultural de la Iglesia supone el 2,17% del Producto Interior Bruto en nuestro país. Esta es una de las principales conclusiones del informe sobre “Impacto socioeconómico de la actividad cultural de la Iglesia” elaborado por una consultora y que ha sido presentado en la madrileña iglesia de San Jerónimo.

De este patrimonio Andalucía es una de las principales fuentes de ingreso y, por ende, la provincia de Huelva con el valor que atesoran muchos de nuestros pueblos.

Los obispos españoles han reivindicado el valor de sus 3.168 enclaves culturales (entre catedrales, templos de interés cultural o museos), que generan 22.620 millones de euros de impacto, y alrededor de 225.300 empleos.

A ello se suma el impacto de las fiestas y celebraciones religiosas, entre las que el estudio destaca El Rocío, la Semana Santa de Sevilla o de Málaga, el Día del Pilar de Zaragoza o Santa Tecla.

En total, 40 fiestas religiosas de interés turístico internacional, con 592.000 visitantes de media y 153 euros de gasto medio/visitante; y 85 fiestas de interés turístico nacional, con 84.000 visitantes y 218 euros de gasto/visitante, que suponen alrededor de 135.000 empleos vinculados directa o indirectamente, con un impacto de unos 9.900 millones de euros, lo que supone el 0,95% del PIB. Según los datos, sólo con las procesiones y romerías las arcas públicas se llevan 703 millones de euros.

El informe sostiene que, entre el patrimonio cultural y las fiestas religiosas, la Iglesia “aporta” al Estado más de 32.000 millones de euros (el 3,1 del PIB) y 360.000 empleos. Los datos, con todo, son algo engañosos, sobre todo si se tiene en cuenta que el principal gasto va al alojamiento (29%), la alimentación (21%), el transporte (19%) y gastos de ocio (17%), y no directamente en el templo, museo o catedral en sí, que únicamente suponen el 5%.

En cuanto a los empleos, los autores del informe reconocieron que se trata de algo similar. “La persona que trabaja no estaría empleada si no existiera el templo o la actividad”.

Deja un comentario